miércoles, 5 de marzo de 2008

Ahora el malo es su abogado

.
Me alegra comprobar que todo lo que he ido escribiendo en este blog sobre el la demanda interpuesta de por Albelda contra el Valencia c.f. ha ido cumpliéndose al pie de la letra Por eso no puedo mostrar mas que una sarcástica sonrisa cuando escucho o leo a los medios afines al ex-capitán, decir que su abogado no ha estado fino y cargando las culpas de tan "sorprendente" sentencia en las espaldas de un profesional, que a buen seguro, es mejor en su trabajo que la mayoría de los que ahora le critican. Vaya por delante que no conozco de nada al abogado de Albelda, ni siquiera me preguntéis su nombre porque no lo sé.

La estrategia de Albelda y sus representantes era clara y ya la expuse en este blog:

(extraído del blog en fecha 14 de enero de 2008)
1.- Se propaga la voz con que ha sido despedido (falso no lo ha sido)
2.- Se plantea una demanda por despido.
3.- Los medios amiguetes tratan de meter ruido con el tema amenazando que al Valencia le puede costar 60 millones de euros la broma.
4.- Los abogados de Albelda, guiados por la valencianía de su representado, querrán pactar una salida negociada en la que Albelda (y ellos) no dejen dinero al club y si es posible recoger algo. Confían en que la presión en los directivos de sus frutos y por miedo a un desgaste en la opinión pública, estos cedan.



¿Que ha pasado? Sorprendentemente Soler, por una vez, no ha cedido y se ha mantenido en sus trece. Ha aguantado estoicamente el desgaste público al que estaba siendo sometido y con ello los abogados de Albelda han tenido que llegar a un juicio al que nunca quisieron llegar. Por ello ahora, los medios que entonces tildaba de amiguetes, ahora excusan su parcialidad poniendo en duda la capacidad del abogado que ha llevado el caso. Pero amigos, ver la paja en el ojo ajeno es mas sencillo que ver la viga en el propio. ¿Que pasa con todos aquellos periodistas que presionaban al club? ¿No decían que Albelda iba a arruinar al Valencia por culpa de Soler? No os escondáis tras el letrado, eso es de cobardes.

Para absolveros, tenéis que rezar tres Padrenuestros, dos Avemarías y además sufrir como penitencia el escarnio público que merecéis. El tiempo os ha puesto en vuestro lugar.


1 comentario:

www.checheche.net dijo...

¿Pero el culpable no es el juez? Checheche.... :P

Little

ÚLTIMOS TWEETS