sábado, 21 de febrero de 2015

Buenas noticias, el Madrid quiere a Gayá

Me encanta que el Madrid quiera a Gayá
Y no, no soy como el Presidente del otro club de la ciudad que tomó como un honor que el prepotente equipo blanco fichara a su portero para tenerlo sentado en el banquillo del Santiago Bernabeu. No, no van por ahí los tiros. Me refiero a que llevamos dos años teniendo que negociar duramente para conseguir algún euro por los jugadores que Llorente dejó en herencia. Negociamos a la baja por Banega, tuvimos que dar la carga de libertad a Jonás o a Joao... Por fin vuelven los rumores, el Madrid quiere a Gayá, el Manchester quiere a Otamendi, otro gran club europeo quería hacer una oferta millonaria por Andre Gomes. Y eso es bueno, significa que hay equipo.

Antimadridismo.
Mis amigos madridistas no entienden el antimadridismo que reina en estos lares. Pues aquí tenéis un ejemplo. Uno de vuestros diarios insignias se entromete en la renovación de un chaval de nuestra cantera para agitar las aguas de la negociación, subir el precio o meterle pajaritos en la cabeza del chaval para que abandone este proyecto. Y sí, tenéis razón, que son los periodistas, que el Real Madrid como club no ha dicho nada oficial. Pero vuestro club, que alardea falsamente de ser el santo y seña del señorío, podría acallar estas informaciones periodísticas en un segundo. Pero no lo hace. No le interesa hacerlo.

Gayá renovará.
Gayá necesita tanto ser el lateral izquierdo del Valencia como el Valencia que sea su lateral izquierdo por muchos años. Aquí el chico crecerá, jugará, errará y no por ello perderá la titularidad en pro de una estrella mediática con tres partidos de recorrido y que ha costado un dineral. Aquí el público le pedirá en el campo, le querrá, sentirá el calor de la grada. Sería tan grave para él marcharse como para el Valencia perder a quien puede convertirse en el dueño del brazalete valencianista los próximos 10 años.


lunes, 3 de noviembre de 2014

Disfrutando como un gorrino

He titulado la entrada con un título contundente. Quería hacerlo, me lo merezco. Vale, que sí, que hay que ser caballero en la victoria, que hay que tender la mano al derrotado en la batalla, pero estoy tan seguro de que si les pongo la mano cerca de la boca me la morderán que mejor cierro el puño derecho, lo levanto y grito "Amunt Valencia".

Todo este proceso de venta ha sido demasiado largo para el cuerpo, ya dolorido, del valencianista medio. Todos hemos sospechado de todos, no nos creíamos que al Valencia, por fin había llegado gente con ganas de crecer. Cansados de ser dóciles, cansados de la mediocridad, cansados de parecer un club en derribo, se ha hecho la luz. Mestalla está precioso, hoy el equipo está segundo, el secretario técnico trabaja como un poseso, la cantera funciona, el entrenador es adorado por las masas y el Presidente lidera este proyecto. Y yo disfruto.

Cuanto tiempo ha pasado diciendo que el Valencia merecía ser algo mas, que el Valencia era mucho mas grande que sus dirigentes, que el capitán del Valencia no podía refugiarse en presupuestos en la derrota, que no podía pedir a Etoo que no nos metiera mas. Cuanto tiempo recordando que Bankia no era la dueña del Valencia, cuanto tiempo diciendo que los dirigentes del equipo se servían del mismo, cuanto tiempo gritando al vacío que había periodistas deportivos en esta ciudad que defendían sus propios intereses y no los del Valencia. Hoy todo ha cambiado y yo gozo mucho.

Y hoy leo a esos periodistas que defendían al Valencia de Llorente (que no a nuestro Valencia) rabiar con cada victoria, con cada partido del gran Otamendi, con la llegada de Rodrigo o Andre Gomes ,billetera de Lim mediante. Joan Carles Martí, Pedro Morata, Fran Guaita, Garcia Candau, es decir, aquellos que decían que nuestros ojos nos engañaban y que el intrascendente Albelda había sido el mejor del partido, están hoy desacreditados. Y yo me lo paso bomba.

Hablando de Albelda. Se dio a conocer, entre aquellos que aun creían en su valencianismo de cuna, poniendo su cara a un fondo buitre, saliendo a los medios sin nada que decir, pidiendo tiempo para planificar la estrategia de traer a Albiol y Iago Aspas. Su imagen ha caído tan bajo para casi todos como cayó hace tiempo para los muchos que no nos tragamos aquella bobada de que denunció a Soler. Y yo, ahora sí, tras tanto tiempo, disfruto como un gorrino.


martes, 8 de julio de 2014

Realidad novelada y conspirativa.


(Foto Superdeporte)


No voy a emular a la sucursal valenciana de cierta radio nacional inventando una noticia falsa, no, no es mi estilo, ni creo que sea siquiera un buen estilo. Voy a plantear una hipótesis que como toda las hipótesis es falsa a menos que alguien la demuestre y eso solo puede hacerlo el tiempo.


¿Y si la deuda del Valencia ya no es con Bankia?

Imaginemos por un momento que visto el complicado panorama de la Fundación del Valencia, tras que un juez invalidara el aval de la Generalitat y que la Comunidad Europea frenara el plan Newcoval no supiera que hacer con el marrón que tenía encima. Imaginemos que, como ha hecho con otros marrones inmobiliarios, Bankia hubiera vendido la deuda a su socia Cerberus, para que esta cumpliera el plan que Europa no permitió a la entidad bancaria intervenida. Mediante un pre-contrato y una due diligence de una auditora de confianza el plan se iniciaría.

Comunicado del día de la Junta

Continuemos soñando que somos aquel directivo bancario y pese a que le hemos comunicado al Presidente del Valencia que no vamos a refinanciar y queremos vender, este insiste en decir a los accionistas que se está buscando financiación. Incluso ha estado en nuestras oficinas con un inversor potente interesado en el club. Tendríamos que actuar rápido y desprestigiarle. En un hecho insólito en el mundo de los negocios, Bankia en un comunicado público insta a vender una sociedad que les es ajena durante la Junta General de esa Sociedad.

Proceso de venta.

Seguimos siendo ese directivo de Bankia que ahora se muestra preocupado por el cariz de los acontecimientos. Salvo es un Presidente cada día mas popular y está empecinado en que el Valencia se venda a Lim. Hay que intervenir el proceso y en otro hecho insólito en la venta de una empresa, en lugar de que una sociedad sea vendida por la gente que la dirige, se encarga una comisión en la que conseguimos incluir a la auditora que trabaja con nosotros habitualmente y mostrará indulgencia con nuestros socios. Cerberus se presenta al proceso pero por si acaso dejamos una bala en la recamara, otra oferta, que también tiene acuerdo con Newcoval, como es la oferta Rusa y el acuerdo con ambas fue anunciado por el señor Granell, Presidente de Aedifica, en su decadente rueda de prensa. La auditora KPMG dio por finalistas a ambas ofertas.

La Fundación aprueba vender a Lim

Amadeo Salvo no está contento con nuestro patrón de juego. Se está convirtiendo en una auténtica molestia. Ahora ha instado a la Fundación, tras la imposibilidad del acuerdo, a vender a Lim y la Fundación, debido a una oferta mas alta del de Singapur, ha tenido que aprobarlo. Tenemos que reunirnos con Lim y tratar de romper esto. Pese a que en el proceso Bankia había recibido y aceptado ofertas con quita, una vez concluido este obliga a Peter Lim a hacerse cargo del total de la deuda. Nuestro intento de hacerle desistir, una vez mas ha fracasado. Hemos tenido que aceptar un plan de pagos para la cobrar la totalidad de la deuda, ha llegado incluso a avalar con sus bienes personales pero seguiremos luchando.

Torpedeando nuestro propio acuerdo.

Aun mantenemos a alguno de los nuestros en la Fundación y nuestro acuerdo con Lim termina el 15 de agosto. Tenemos que dilatarlo. Nuestra primera arma es la amenaza de demanda de Aedifica, uno de nuestros socios. El señor Granell envió un Burofax al señor Lim pidiendole 87 millones de euros, la cantidad que Aedifica esperaba obtener del Valencia CF mediante el plan Newcoval. Bankia tenía muy fácil terminar con esto. Tenía que enviar al Señor Lim la siguiente frase:

Pepito Perez Rodriguez, con DNI XXXXX en nombre y representación de la mercantil Bankia Habitat con CIF YYYYYY por medio de la presente y tras acuerdo societario del día dd-mm-yyyy por medio de la presente declaramos no tener nada que reclamar por el ATE bla bla bla


En lugar de esa sencilla frase filtra a los medios cartas a Meriton que no dicen una frase tan simple como la citada.

Alargando el proceso

El día 15 de agosto es la fecha límite y tenemos que llegar a ella para así romper la venta. Las buenas inversiones que hemos hecho en algunos medios de comunicación nos servirán para que ellos culpen al Valencia y a Lim de la ruptura de las negociaciones ¿Que mas podríamos hacer? ¿Tal vez mandar los contratos solo en español? Seguro que si lo hacemos nos solicitan la versión en inglés y conseguiremos ganar mas tiempo. Cambiemos también algún detalle del acuerdo, eso les retrasará mas. El objetivo es llegar vivos al 15 de agosto, desprestigiar a Lim y Amadeo Salvo para que la aparición de Cerberus sea una bendición para el gran público cansado de la venta y de las promesas incumplidas de su Presidente.




Y volviendo a repetir que esta es una historia de ficción usando a los protagonistas de una historia real, una novela basada en las realidades que nos han contado los dirigentes de Valencia CF y Fundación, en los que yo confío, en las raras actuaciones de una entidad bancaria, pero adulteradas con la propia inventiva de un iluso que cree que el Valencia CF es algo mas que dinero y poder.

jueves, 27 de marzo de 2014

Tenemos una cita.... con la historia del Valencia.

Cuando ahora falta un poco menos de dos horas para el comienzo del partido del Valencia en Almería, en el Time Line de mi twitter no hay ni un comentario del partido. Tampoco en sentimentche. Todo el mundo "pasa", el plano deportivo ya no es importante y solo nos queda el consuelo de lo que pueda hacer el equipo en la Copa de la UEFA (nombre mucho mas bonito que el modernismo Europa League). En liga nos conformamos con dar la cara en cada jornada sin atrevernos a soñar porque ya nos han despertado abruptamente demasiadas veces... Estas son las consecuencias deportivas de la gestión de Manolo Llorente y su equipo en los últimos cuatro años, un equipo débil, sin conciencia de grandeza y con muchos jugadores que en cada mesurado esfuerzo dejaban claro que estaban de paso. Sin embargo está llegando la hora de nuestra cita con la historia. La venta del Valencia cumple etapas y con ella llegará el fin de la indefinición de los oscuros últimos años que han devorado cualquier indicio de aquel Valencia campeón y orgulloso. No sé si con ella seremos grandes, no sé si Salvo continuará al frente del club, no sé si habrá proyecto de cantera o ficharemos estrellas, pero sí sabremos, de mano de nuevos propietarios cual va a ser nuestro lugar en el mundo, si seremos lacayos fabricantes de figuras para otros o saldremos a escena con mas actores de renombre que una película americana. Pero sabremos quienes somos y sabremos donde estamos, lo cual, por sí mismo, ya va a ser una mejora.


A quien me lea en twitter o en sentiment, no se sorprenderá de que declare mi admiración mas absoluta por don Amadeo Salvo. No le conozco personalmente, ni me ha pagado (como algún periodista ha insinuado de sus defensores)pero sí digo que me parece el mejor Presidente que yo he conocido en la historia del Valencia a mis cuarenta años. Y lo considero así porque parecía imposible que nadie realizara aquella vieja y como todas incumplida promesa de Soler de hacer que el Valencia funcionara como la importante multinacional que es. Tras la gestión Llorentista del club asimilable a la de un puesto en el rastro se han agradecido ciertas miras de grandeza, cierto cariño al aficionado pagador de sueldos millonarios y mucho respeto a los padres que nos confiaron a sus hijos en nuestra cantera. Era tan fácil...


Pero en este Valencia todo lo bueno dura poco y parece que con la venta del club la presidencia de Salvo llegará a su fin. Ya perdimos otros barcos en los que navegaban las buenas ideas en la planificación deportiva de Carboni o las soluciones económicas de Villalonga... no importa perder otra y menos importará si tras este barco viene un transatlántico. Buenos valencianistas me aseguran entre bambalinas que detrás de la mas firme y secreta oferta por el club está el mas ambicioso proyecto deportivo que hayamos sido capaces de imaginar. Asusta ¿verdad?

miércoles, 31 de julio de 2013

¡Somos el Valencia C.F. y hemos vuelto!


Hace pocos años, tras comer con un conocido periodista de Valencia, paseábamos por la Avenida Aragón, de nuestro Mestalla. Eran tiempos revueltos en el Valencia. David Albelda acababa de demandar al club y este periodista con el que andaba, había expresado en su medio opiniones contrarias a tal acto. Tal vez fuera el único de los grandes medios en decir claramente que se había equivocado. Al cruzar una esquina un potente (y caro) todoterreno se paró a nuestra altura. Desde dentro alguien a quien no reconocí en ese momento le hizo un gesto para que se acercará y entabló con él una conversación que pude escuchar perfectamente.
- No me gusta lo que has dicho sobre nosotros.
- Bueno... es mi opinión... lo que creo...
- Pues que sepas que yo también saludo a quien creo.

Dicho esto el coche salió haciendo patinar las ruedas de su vehículo. Le pregunté a mi amigo quien era ese gilipollas. Me contestó que era Alberto Toldrá.


 Hoy Toldrá está en el punto de mira del Valencianismo. Parece que con la perdida de la posición privilegiada en el club del que fue su amigo comedor de paellas Manuel Llorente, ha tratado de deteriorar la imagen pública de Amadeo Salvo. Para ello contaba con símbolos del Valencianismo como Albelda o Soldado, contaba con aliados en los medios de comunicación y contaba con los mas de cuarenta representados que tiene en Paterna. Sin embargo le ha salido el tiro por la culata. La fuerte posición negociadora de Salvo, muy al contrario, le ha revestido de un carisma que ningún otro Presidente tuvo en la historia reciente del club.

Desde la salida de Manuel Llorente, otrora llamado "gran gestor" y hoy mas reconocido como "el amiguísimo", los Toldrá se han enfrentado al club que no quiso renovar a Albelda, sacando al prometedor Chirivella del Valencia y liandola con la salida de Soldado.

Y hoy reconozco que los los representantes de Toldrado, quise decir Soldado, tienen derecho a cobrar esa comisión que reclaman si en realidad los anteriores gestores se la firmaron así. Manuel Llorente, quien entró al Valencia despidiendo a mileuristas, se ha marchado regalando los millones a sus mas cercanos colaboradores. Pero el Valencia tiene todo el derecho a sacar el máximo beneficio de la venta de sus activos; y las comisiones del contrato firmado hace un año escaso por Toldrado, quise decir Soldado, están encima de la mesa.

Somos el Valencia, hemos vuelto, juega o negocia con nosotros y perderás. Estoy ilusionado y convencido de que las victorias en los despachos, al final, se trasladarán al campo. Ya era hora que la silla Presidencial de Mestalla recobrará el orgullo de este gran club que no se deja sabotear, que no se deja chantajear y que vuelve con todo el potencial que merece.

!Amunt Valencia!



ÚLTIMOS TWEETS