jueves, 27 de marzo de 2014

Tenemos una cita.... con la historia del Valencia.

Cuando ahora falta un poco menos de dos horas para el comienzo del partido del Valencia en Almería, en el Time Line de mi twitter no hay ni un comentario del partido. Tampoco en sentimentche. Todo el mundo "pasa", el plano deportivo ya no es importante y solo nos queda el consuelo de lo que pueda hacer el equipo en la Copa de la UEFA (nombre mucho mas bonito que el modernismo Europa League). En liga nos conformamos con dar la cara en cada jornada sin atrevernos a soñar porque ya nos han despertado abruptamente demasiadas veces... Estas son las consecuencias deportivas de la gestión de Manolo Llorente y su equipo en los últimos cuatro años, un equipo débil, sin conciencia de grandeza y con muchos jugadores que en cada mesurado esfuerzo dejaban claro que estaban de paso. Sin embargo está llegando la hora de nuestra cita con la historia. La venta del Valencia cumple etapas y con ella llegará el fin de la indefinición de los oscuros últimos años que han devorado cualquier indicio de aquel Valencia campeón y orgulloso. No sé si con ella seremos grandes, no sé si Salvo continuará al frente del club, no sé si habrá proyecto de cantera o ficharemos estrellas, pero sí sabremos, de mano de nuevos propietarios cual va a ser nuestro lugar en el mundo, si seremos lacayos fabricantes de figuras para otros o saldremos a escena con mas actores de renombre que una película americana. Pero sabremos quienes somos y sabremos donde estamos, lo cual, por sí mismo, ya va a ser una mejora.


A quien me lea en twitter o en sentiment, no se sorprenderá de que declare mi admiración mas absoluta por don Amadeo Salvo. No le conozco personalmente, ni me ha pagado (como algún periodista ha insinuado de sus defensores)pero sí digo que me parece el mejor Presidente que yo he conocido en la historia del Valencia a mis cuarenta años. Y lo considero así porque parecía imposible que nadie realizara aquella vieja y como todas incumplida promesa de Soler de hacer que el Valencia funcionara como la importante multinacional que es. Tras la gestión Llorentista del club asimilable a la de un puesto en el rastro se han agradecido ciertas miras de grandeza, cierto cariño al aficionado pagador de sueldos millonarios y mucho respeto a los padres que nos confiaron a sus hijos en nuestra cantera. Era tan fácil...


Pero en este Valencia todo lo bueno dura poco y parece que con la venta del club la presidencia de Salvo llegará a su fin. Ya perdimos otros barcos en los que navegaban las buenas ideas en la planificación deportiva de Carboni o las soluciones económicas de Villalonga... no importa perder otra y menos importará si tras este barco viene un transatlántico. Buenos valencianistas me aseguran entre bambalinas que detrás de la mas firme y secreta oferta por el club está el mas ambicioso proyecto deportivo que hayamos sido capaces de imaginar. Asusta ¿verdad?

No hay comentarios:

ÚLTIMOS TWEETS