lunes, 9 de febrero de 2009

Vuelta al pasado

El partido contra el Osasuna, segunda vez que caemos ridiculizados contra los últimos en tres semanas, confirma la vuelta al pasado. El Valencia de Emery ha sido un fiel reflejo del Valencia de Quique en las dos ultimas temporadas.

No os equivoquéis. Es falso. La defensa no está mal. Lo que está mal es el medio del campo. Hoy de nuevo, el último y con sus mejores jugadores en el centro lesionados, nos ha pasado por encima. Es mas, el 80% de nuestros rivales nos han ganado la partida en la parcela ancha. Y en esa zona del campo es donde se crea, pero también donde se destruye, desde donde se propone un determinado tipo de fútbol o donde se adquieren las responsabilidades. Tomad como ejemplo el Madrid. Hace un mes ni Cannavaro, ni Sergio Ramos, ni Heinze eran jugadores para el Madrid. Desde la llegada de Lass Diarra, son el equipo menos goleado de primera división.

El Valencia necesitaba la renovación en el mediocentro. A principio de temporada contaba con los mimbres para tejerlo, Maduro, Fernandes y Banega. Baraja, podía quedar de lider espiritual, para aprovechar su calidad, su organización y su experiencia. Albelda no está para nada. Es valenciano pero también lo son los los petardos... o tal vez Albelda es el petardo. Será eso.

No quiero cargar las tintas sobre Emery. Él tiene lo que le han dado. Él debería haberse encontrado un vestuario limpio pero ahí llegaron Fernando y Soriano (dadle tiempo al hombre) y deshicieron lo bueno que hizo Koeman. Pero lo cierto es que Maduro a 9 de febrero, aun no ha debutado en su posición. Maduro es a Unai, lo que Mata es a Quique. Quique ponía a Angulo por la izquierda antes que poner a Mata (suena ridiculo ¿verdad?). Unai insiste en Albelda, pese a perder el centro del campo en todos los partidos.

Pero si en todos los partidos es ridiculo aguantar la media Baraja-Albelda. En un campo embarrado donde las botas acaban pensando 3 kilos cada una es estúpido. Sacar 63 años en el doble pivote con esas condiciones mientras Maduro y Fernandes miran el partido desde el banquillo es un suicidio. Y así nos va.

2 comentarios:

Little dijo...

¿Entonces no dejamos el posible traspaso de Albelda como aval bancario para que nos concedan el crédito?

PD. Estamos hablando de un microcrédito :P:P:P:P:P:P

Lobo dijo...

Albelda y Baraja forever, tenemos doble pivote para al menos una década o dos más. Yo los veo jugando a ambos con 50 tacos, van sobraos hombre...

ÚLTIMOS TWEETS