viernes, 30 de noviembre de 2007

Desilusión o urgencia de renovación.

El desencuentro entre el club de Mestalla y sus aficionados se ha elevado ya al máximo exponente que yo he conocido. Los altos precios de las entradas y la mala situación deportiva consiguieron el imposible de medio vaciar el estadio en un partido de Champions. Y un homenaje habría que darles a los que lo medio llenaron, porque, como se esperaba, pagaron y sufrieron el frío de finales noviembre para presenciar el penúltimo batacazo del equipo.

Desde el club se tiene que analizar fríamente la situación y no con populismo al mas puro estilo Real Madrid. No sirve de nada derrochar el dinero con fichajes no necesitados (Zigic) ni pagar sobreprecio por urgencias (Fernandes). La experiencia dice que eso en Valencia no funciona y ni le funcionó a Paco Roig ni le está funcionando a Soler. Ambos llevan el mismo camino y me temo que acabarán igual.

La situación requiere de cirugía. A Koeman no le puede temblar el pulso para tirar de los jovenes. Los veteranos, con los que Koeman siguiendo la linea de su predecesor en el cargo sigue confiando, han vuelto a fallar. El equipo lleva tiendo necesitando una renovación que no llega debido a las prisas y a una muy pobre planificación deportiva en la que este año han participado hasta cinco personas:
  • Carboni (Director deportivo hasta julio),
  • Miguel Angel Ruiz (Director Deportivo desde Julio),
  • Soler (que reconoció que quería mas poder/control en esta parcela),
  • El representante de jugadores García Quilón (guia espiritual del Presidente que se cubrió de gloria en los contratos de cesión/ opción de compra de Sisi y Pablo Hernández) y
  • Quique Sanchez Flores (protestaba de que el anterior Director deportivo no le preguntaba).
Cuando las cosas se hacen mal normalmente salen mal y nos encontramos en la situación mas crítica, deportiva y socialmente hablando, de los últimos diez años.

En fútbol dos victorias hacen que la gente se ilusione, mucho mas en una afición tan temperamental como la valencianista, pero si se quiere revertir la situación el corto plazo no sirve de nada. Anunciar a Kaka mañana haría que la gente olvidase la eliminación europea pero no solucionaría los males deportivos del equipo. Una vez el Valencia no ha sido capaz de reforzar y rejuvenecer poco a poco a un equipo campeón, las medidas han de ser mas drásticas y pasan por vender a algun jugador importante y con ese dinero insuflar sangre nueva... pero miedo me da en que se podría malgastar ese dinero con las actuales cabezas pensantes del club.

¡Que alguien fiche a Hoeman!

2 comentarios:

www.checheche.net dijo...

Y si encima de hacerse mal no se reconoce el error... pues peor todavía.

Little

hoeman dijo...

De los errores debería ser de donde más se aprende. Está claro que ser infalible es imposible... pero no lo es irte con la conciencia tranquila a la cama.

Gracias por la cita.

ÚLTIMOS TWEETS