lunes, 28 de enero de 2008

Basta con hacer las cosas normales

.
Koeman sacó ayer a relucir los grandes pecados futbolísticos de Quique Sánchez Flores:

1.- Falta de un organizador en el campo con dos jugadores para esa posición en el banquillo.
Como cuando Quique dejaba a Mata en el banquillo para poner a Arizmendi de extremo izquierdo. Maduro y Marchena son dos grandes jugadores, pero jugar juntos los hace peores en partidos como este. Podría entender esta media contra un equipo superior al que quieres contra-atacar, pero plantear un partido queriendo el balón y utilizar para ello a dos jugadores destructores es una contradicción. El Almería tuvo demasiado fácil ahogar en el centro del campo al Valencia, dejarle sin ideas y por ende sin ocasiones.

2.-Falta de ambición preocupante
Al mas puro estilo Quique Sánchez Flores. Desde el banquillo se manda mensajes al equipo y cuando las cosas van mal, tan rematadamente mal como vimos ayer, el jugador a cambiar no pude ser Vicente. Los cambios tienen que decirle al equipo que este es un partido importantísimo y que vamos a destrozarlos o morir en el intento.

3.- La pareja de centrales.
Quique dijo que el fichaje de Helguera era una prioridad. Helguera no es ni séra bueno. Albiol es prometedor pero necesita ser dirigido. Si hemos fichado a Maduro para que él o Marchena refuercen la defensa que es la linea mas débil del equipo ¿para que mantener a dos centrales que juntos ya han demostrado que no funcionan?

4.- El lateral derecho.
Este error es novedoso en Koeman. Me gustó en su momento la inclusión de Arizmendi como un recurso imaginativo pero ¿no se da cuenta el entrenador de que tanto el Villarreal como el Almería se pasaron el partido buscando esa banda? Cuando una solución no funciona hay que buscar otra.

Basta con hacer las cosas normales para ganar al Almería. Dejemos las genialidades tácticas para sorprender al Barça o al Madrid.


No hay comentarios:

ÚLTIMOS TWEETS