miércoles, 20 de febrero de 2008

De equipazo y de juzgados.

.
Se me puede acusar por este blog de valorar en demasía el trabajo que hizo Amedeo Carboni como Director Deportivo. Yo lo considero un justiprecio. Viendo jugar ayer contra el Madrid a Mancini, el jugador que provocó aquella famosa frase de Quique sobre los perfiles y llevando al traste una operación que hubiera podido terminar con el italo-brasileño en la banda derecha valencianista a mitad de precio de lo que costó Joaquín. Con Trezeguet y Snejder, son ya tres los cracks de primer nivel que se fueron al limbo de lo que pudo ser y no fue.

Y Albelda, sigue con sus actuaciones alabando la opción que le propuso Carboni para la renovación de su contrato motivándole con la consecución de objetivos. Opción que el Presidente Soler, a espaldas de su dirigente se ocupó de menospreciar y renovó al en otros tiempos capitán e ídolo de la afición. Llegados a este punto, el club no debe plegar velas y encarar con seriedad, solvencia y disciplina moral la situación a que ha llevado al club aquel que mas debía amarlo. Albelda ha recorrido todos los medios mas hostiles al club, con un discurso lacrimógeno, impropio del Albelda que conocimos y admiramos. Por lo tanto no debe haber acuerdo prejudicial. Aunque el juicio desgaste la imagen del Valencia, el club no debe transmitir inseguridad ni debilidad ante un jugador que ha usado de los medios periodísticos para resolver cualquier problema que ha tenido con el club. Ahora le ha llegado el momento de pagar por su soberbia.


2 comentarios:

www.checheche.net dijo...

Aquí lo que se debe acabar de dilucidar es quien manda de verdad en el Valencia: El Presidente o un jugador.
Yo tengo bien claro quien debe mandar y tomar el rumbo del club. El problema es que Soler y Salom no lo tienen claro.

Little

el muro de Koeman dijo...

Koeman paga una ronda a todos en la cafetería de la ciudad de la Justicia. Viernes, a las 10 horas.

ÚLTIMOS TWEETS