jueves, 10 de abril de 2008

MASTER DE DIRECCIÓN Y "CHAPUZAS"

Hoy me vais a permitir la licencia de traer al blog algo que no es mio y que podeis consultar la entrada original en este enlace. Por calidad de fondo y forma no puedo mas que hacerme eco del mismo.

Me gusta ver que periodistas consagrados como Nacho Cotino empiezan a hacerse eco de lo que hasta ahora solo en los foros nos hemos atrevido a decir. Me encanta ver como el apodo de "el cuchara" inventado en sentimentche si no recuerdo mal por mi oponente habitual en el foro, mi amigo haddock ya ha traspasado a las fronteras mediáticas.

-------------------------------------------------------------------------------

MASTER DE DIRECCIÓN Y "CHAPUZAS"

Reapareció el pasado lunes el Director Deportivo del Valencia, Miguel Ángel Ruiz, concediendo una entrevista a Rádio Nou en la que, escudándose en que no es momento de remover la porquería y así eludir el infinito ridículo que viene protagonizando desde que llegó a Valencia, arengaba a la afición ché para que empuje desde la grada al equipo y le ayude a salir de la escabrosa tesitura en la que se encuentra.

El director deportivo que aterrizó en Valencia tras la ejecución pública de Amedeo Carboni para convertirse en socio y compadre de Quique Sánchez Flores con el que mantuvo una relación tan inútil como idílica y con el que pergreñó operaciones de gran calado como el fichaje de Nicola Zigic o el de Manuel Fernándes por el módico precio de 3.000 kilos cada uno, no había aparecido en público desde que se sentó en la sala de prensa de la Ciudad deportiva para dar oficialidad al destierro de Albelda, Angulo y Cañizares una vez había tragado con la destitución de Quique y se había traído a Ronald Koeman de Holanda.

A decir verdad ya en esa época pintaba bien poco en el organigrama valencianista porque sí dio la cara para asumir la destitución de Quique pero nadie le consultó para tomar la decisión ni siquiera se personó en Valencia la noche del cese. En cuanto al destierro de los tres 'apestados' le tocó hacer otro papelón: dio explicaciones públicas de algo que le contaron cuando ya estaba decidido por Soler, Koeman y Bakero. De los fichajes de invierno se enteró por los periódicos ( los de Madrid porque por Valencia no viene mucho) y cuando en el club se entiende que hay que sentarse con el entrenador o dirigirse a los capitanes a nadie se le ocurre que lo haga el Director Deportivo: algo que debería ser competencia suya directísima por el cargo que ostenta y el sueldazo que cobra lo hace cualquiera en el club antes que él.

Pues resulta que este señor que se trajo al Valencia a un curioso y pintoresco escudero titulado Antonio Fernández llamado a convertirse en el cazatalentos que daría el salto de calidad a la plantilla valencianista que en estos días debe andar por la Feria de Sevilla porque tampoco es de los que acude habitualmente a trabajar como las personas normales e incluso instaló en la Ciudad Deportiva a una secretaria de origen oriental para darle un toque de exotismo al asunto, se dedica a dar clases en un Máster en Dirección deportiva que imparte la RFEF y digo yo que debería explicar algún día a sus alumnos cómo se desempeña la Dirección Deportiva en un Club con el mando a distancia cuando tus propios compañeros te llaman "El Cuchara" por aquello de que 'ni pincha ni corta'.

¿Qué enseñará este señor en el Máster? ¿Qué hornada de futuros directores deportivos puede salir de quien fracasa estrepitosamente y, encima, trabaja dos días a la semana en el mejor de los casos?

La afición del Valencia sabe más que nadie, porque es la que verdaderamente está sufriendo en sus carnes las chapuzas de Ruiz y todo el ejército de torpes que Soler puso al frente del club el verano pasado, cuánto de importante es su apoyo al equipo y lo que la entidad se está jugando. Miguel Ángel Ruiz carece totalmente de autoridad moral para pedirle nada a nadie en el Valencia CF. Y es que cada vez son menos los mandatarios del Club capaces de transmitir un mensaje fiable a la formidable afición ché.

A unos les puede preocupar si el Atlético de Madrid acaba más o menos arriba, a otros si el Levante descenderá o no y a otros directamente se la repampinfla todo y cuenta las horas para ser cesado y cobrar el goloso blindaje de su multimillonario fichaje...El Valencia está en manos de gente a la que la afición, con alguna honrosa excepción, le importa un carajo.

NACHO COTINO


1 comentario:

www.checheche.net dijo...

El problema no ha sido, ni es, ni será el Cuchara y el bailaor AF.

Little

ÚLTIMOS TWEETS