miércoles, 21 de enero de 2009

La historia de la portería del Valencia


Corría el primer semestre del 2005. Yo vivía en Inglaterra y acudía cada fin de semana a ver los partidos de nuestro Valencia con la peña Guiriche en el Famous Three Kings, lugar habitual de reunión del grupo. Es un lugar privilegiado para compartir partidos. Si alguien tiene la suerte de viajar a Londres, le recomiendo encarecidamente la visita al susodicho Pub, sobretodo en días de jornada Champions. Allí, dos de los mas habituales, buenos compañeros de mesa, pintas de cerveza y posterior partida de Billar, eran dos chavales que presumían de amistad personal con Andrés Palop. Y así era. Tras los partidos del Valencia, llamaban a Andrés y comentaban situaciones. Ellos durante la temporada me contaban la turbia relación de Palop con Cañizares. El de Puertollano terminaba contrato, su temporada había sido bastante discreta y no parecía que fuera a renovar. Palop, se había hecho con la titularidad de mano de Ranieri y tenía una clausula de libertad en su contrato. Por ello, comunicó a la directiva que en caso de renovar a Cañizares, él la haría efectiva y se marcharía del club. Todo estaba claro, el relevo generacional en la portería iba a producirse, esta quedaría aún bien cubierta y Cañizares se marcharía del club con los honores que por sus triunfos le correspondían.

Sin embargo el Valencia, en difícil situación deportiva, despidió a Ranieri y ya con Antonio López en el banquillo, aunque nadie lo supo hasta Junio, contrató a Quique Sánchez Flores. Otra vez él. Una de sus primeras decisiones fue la renovación de Cañizares lo que trajo consigo la marcha de Palop y el comienzo de los problemas en la portería. El primer año de Cañizares sin otra competencia en el puesto mas que el joven Butelle, fue espléndido. Mientras Cañizares jugaba, el inexperto Ludovic veía los partidos en el banquillo y desde allí se esfumaban sus posibilidades de adquirir la experiencia necesaria para convertirse en el gran portero al que apuntaba.

Ludovic Butelle, tras dos años en blanco perdió la oportunidad de crecer como futbolista y tuvo que salir del club. Carboni, consiguió fichar al guardameta menos goleado de la liga alemana: Timo Hildebrand. La aparición de competencia en la portería hizo que Cañizares volviera a ser aquel que fue con Palop. Por todos es sabido pero por pocos recordado, la difícil situación que vivió el portero alemán en el vestuario valencianista. No son pocas las anécdotas de divertidas bromas, de jugar al escondite con un diccionario alemán-español y cosas similares. En el campo tuvo grandes actuaciones así como grandes errores. Muchos creíamos que una vez finalizada la temporada, con la retirada de Cañizares al que hubo que pagarle una temporada que no jugó, se asentaría en el puesto y reviviría esos momentos que alcanzó en Alemania batiendo el récord de imbatilidad vigente hasta hoy.

Sin embargo, tras una conversación con algunos compañeros del alemán, Unai Emery decidió quitarle el sitio de titular tras ver entrenar a su sustituto durante el largo plazo de un día. El alemán montó en cólera y acabó marchando del Valencia. Su sustituto Renan Brito, comprado por tres millones de euros tras negociación de Fernando Gómez, empezó dubitativo pero se fue afianzando como un buen portero. Guaita, el cual corre riesgo peligro de revivir la historia de Butelle, le cubría las espaldas. Pero he aquí que le infortunio ha hecho que Renan se haya lesionado. Guaita, que cuenta sus actuaciones por errores, pasa a ser el titular, hasta que los dirigentes del club tan inseguros de él como cualquier aficionado, consiguen la cesión de Cesar, portero de 37 años que venía actuando de tercer portero en el Tottenham Inglés. Considero que Cesar sería un buen portero suplente sin embargo me parece un discretísimo titular.

Y mientras transcurría la historia de los tres últimos párrafos, a uno por año, el Sevilla con Palop bajo su madera conseguía la mejor etapa de su historia, logrando un titulo nacional y otro Europeo. Hay decisiones que en fútbol cuestan mucho dinero.

4 comentarios:

Lobo dijo...

Muy buen artículo Drakul. La verdad es que si hubiéramos dado contínuidad a Palop no tendrñiamos esta feria de porteros que tenemos. Una lástima.

Little dijo...

y la fiesta seguirá en verano cuando decidan contratar a otro que le haga la competencia a Renan (no hace eso con otros puestos intocables).

CHEdigital dijo...

Para ir buscando en las listas del imserso un portero yo le hubiera dado continuidad a Cañete siempre y cuando hubiera asumido su suplencia

Referente a Palop, es muy distinto valorarlo ahora que en su momento. En su momento la gente se decantó por Cañete (por lo menos es la percepción que yo tengo) también es cierto que cuando se fue Palop a Cañete aún le quedaba fútbol. Aquí casi siempre ha pasado igual. Se ha maltratado a los de casa y se ha sobrevalorado a los de fuera, y no lo digo por ningún nombre actual, haciendo memoria hay muchos casos.

Picadillo dijo...

Otro dato mas para el debe de Quique. ¿No os acordáis de la frase de Carboni: Quique le ha hecho mucho daño al VCF?.

ÚLTIMOS TWEETS