domingo, 25 de enero de 2009

El Valencia está enfermo

.
El tres de noviembre de 2008 hablaba de que las decisiones injustas traen consecuencias cuando se dirige un grupo. Pues bien, he aquí, frente al Mallorca, de nuevo un grupo de jugadores sin sangre, sin liderazgo, sin concentración, sin hambre de victoria e indiferentes del escudo que portan en su camiseta. A resultas de ello, el último clasificado de la liga en ese momento les ha endosado tres goles en 45 minutos.

Y es que el Valencia está enfermo. Y ya son varios los médicos que han diagnosticado un tumor pero el cáncer ahí sigue. Benítez exigió una renovación del vestuario para seguir pero se marchó a Liverpool sin conseguirlo. Quique se fue sorprendido de la poca implicación que tuvo cierta parte del vestuario con él cuando fue despedido. Koeman fue el médico que acertó en el diagnóstico pero erro en el tratamiento. Unai está repitiendo los errores de Quique y le va a ir igual.

Mirenlo como quieran. A día de hoy, el Valencia tiene peor plantilla que tenía en agosto cuando empezó la competición. Y es así porque Unai tuvo a bien cambiar a Hildebrand porque algunos compañeros no se sentían seguros con él en la portería. Pues ahí nos comemos ahora a un inexperto Guaita y a un veterano como César. Unai, dele las gracias a los fenómenos que le recomendaron el cambio y pregúnteles de mi parte, cuan seguro se siente uno tras recibir 16 goles en los últimos 7 partidos.

Implicar a Albelda era una obligacíon de Unai. Sin embargo utilizar a Zigic no. Adecuar su juego al sistema tampoco. A resultas de ello Zigic, cobrando del Valencia, lleva tres partidos seguidos marcando y consiguiendo puntos para el Racing, mientras nosotros vamos de derrota en derrota. Hablando de Albelda... CuentaToni hernández hoy, que delante del resto de la plantilla, el jugador se negó a viajar a Mallorca. El entrenador le pidió viajar porque tenía muchas bajas pero con la promesa de que no le haría entrar si no era absolutamente necesario. No seré yo el que crea a pie juntillas a Toni Hernandez pero como venían anunciando todos los medios de comunicación durante la semana, Albelda no ha jugado.

Unai, cuando hace un cambio, siempre elige al jugador en esa posición que tiene tarjeta amarilla. Hoy, en cambio, los elegidos para el cambio fueron Maduro (Albiol tenía tarjeta) y Pablo. Me dio la sensación de que nuevamente volvió a tomar la decisión fácil. La que enfadaba a menos pesos pesados del vestuario.

Marchena y Baraja que dirigieron al equipo la temporada pasada para superar la tormenta perfecta han perdido el liderato en ese vestuario ¿porque? Porqué después de ser fieles al club que les paga, después de ser tachados por algun jugador y no pocos periodistas de malos compañeros, han visto que el jugador que denunció al club, mintió en el juicio y pidió una desproporcionada compensación económica ha vuelto a enfundarse la elástica y ha sido protegido por el mismo club. Sin embargo a ellos no se les ha agradecido el esfuerzo y sí se han tenido que ganar su puesto este año. Por cierto que Marchena aún está esperando para renovar su contrato que termina el año siguiente.

Lo malo es que ahora ya es tarde para tomar disisiones y volver a equivocarnos. Nos toca aguantar a estos hasta el final de temporada. A este equipo sin fe, ni orgullo, sin líder ni carisma. De aquí a final de temporada cuando a los señores les apetezca, nos deleitaran, pero que cuando no... hasta el colista les meterá tres.

1 comentario:

Little dijo...

Bueno, la verdad es que la culpa será de otros... pero el equipo parce haberse contagiado del agónico final del mandato Soriano.

ÚLTIMOS TWEETS