lunes, 20 de abril de 2009

Ilusionado pero no iluso.


Emery me desconcierta. La alineación inicial que presentó el sábado contra el Sevilla fue un verdadero desastre. Si el equipo había empezado a levantar cabeza de la mano de la ilusión de Michel, Maduro y Pablo Hernández, en un partido importantísimo, los vuelve a dejar en el banquillo y vuelve a tirar de los jugadores mas veteranos en el centro del campo. El resultado fue el esperado, con un Sevilla que se hizo dominador del centro del campo y se adelantaba en el marcador. Sin embargo, ante la expulsión de Adriano, criticada por los medios sevillistas que debieran mirar mas hacia su insensato jugador que hacia el del silbato, la reacción del entrenador vasco del Valencia, fue inteligente y valiente. Primero sustituyendo a Joaquin y corrigiendo uno de sus errores y ya con el 1-1 y pese a tener el Sevilla en su banda derecha al rápido Capel, situó en posición de lateral a Vicente para que entre él y Mata volvieran loco a Mosquera.

El Valencia se aferra a los puestos de Champions league, como su propia tabla de salvación en una mediocre temporada. Los últimos tirunfos, no deben, sin embargo, hacernos perder la capacidad crítica. El Peroné de Fernandes le duele mucho al equipo. El Luso, era el único jugador de la plantilla que combinaba fuerza y talento. El acompañante ideal para Baraja pero el único que se podía complementar con Albelda. Y es que la veterana dupla no da garantías para el final de temporada. Baraja estuvo magistral, pidió el balón en todo momento y lo distribuyó con mucha clase. Pero con Albelda, absolutamente inutil en la construcción, se carga sobre el 8 todo el trabajo y se convierte en el talón de Aquiles a vislumbrar por un entrenador rival resabiado. La salida de Albelda y la inclusión de Marchena junto al Vallisoletano, le dio libertad y le hizo mostrarse en todo su esplendor, le permitió pedir el balón mas arriba y tirar cambios de juego desde la luna hasta el pie de su compañero.

Así que ilusionado estoy. Estamos en puesto champions, 5 puntos por detrás del Sevilla y con el golaverage particular ganado sobre los sevillanos. Tenemos enfrentamientos directos contra Atlético y Villarreal que nos permiten levantarnos si resbalamos. Sin embargo, no hay que ser iluso. El juego del equipo no invita a pensar que estaremos ahí a final de liga, aunque la calidad individual de nuestros jugadores ahí nos esté llevando de momento. Unai debe volver a ver los partidos, encontrar sus errores y, como los sabios, rectificar, que aún está a tiempo.

3 comentarios:

Little dijo...

Y de paso debe saber rectificar a tiempo sus cagadas y no esperar tantos minutos... lo que le pasa es que le tiene pavor a las vacas sagradas ante el fin de temporada.

Picadillo dijo...

Básicamente estoy de acuerdo, aunque la frase "la reacción del entrenador vasco del Valencia, fue inteligente y valiente" sobra, porque, en superioridad númerica, qué otra cosa tenía que hacer?...

Picadillo dijo...

Sabes que ha dicho Unai en su rueda de prensa de esta mañana? Que Maduro se está convirtiendo en un buen central.. ¿?
Para qué quiere un buen central, si tiene de sobra, hasta para ponerlos en los dos laterales al mismo tiempo?

ÚLTIMOS TWEETS