miércoles, 25 de agosto de 2010

La guerra civil


¿Sabéis eso de las dos Españas? Pues se menciona con ese término al odio que ha quedado en la población española tras la guerra civil. Bueno, es cierto que a la mayoría de los menores de cuarenta años aquello ya no nos importa un bledo, pero sí quedó cierto resquemor entre los familiares de los muertos de uno y otro bando.

En el Valencia nos pasa algo similar. En un lado con nuestras metralletas estamos los antialbeldistas, en el otro apuntándonos (y para que engañarnos, ganando la guerra) los albeldistas con cañones mas potentes ya que disponen de micrófonos y de periódicos. Esta guerra a veces, como las dos españas, parece dormida pero sin saber bien porqué un día reaparece con mayor crueldad si cabe.

Ayer se vivió un triste episodio de todo esto. El Valencia jugaba contra el Lecce y no había otra forma de seguir el partido mas que por la radio autonómica. Rovira, periodista del bando Albeldista, hizo una narración sesgada, omitió datos, criticó a Topal, relevo de Albelda, pese a las buenas actuaciones que ha hecho en pretemporada, pidió al seis en el equipo titular en numerosas ocasiones... y tuvo mala suerte. Fernandes, el mediocentro que es uno de sus objetivos favoritos y que pese a lo que dicen está siendo de lo mejor en esta pretemporada, robaba el balón para el contrataque de nuestro primer gol y marcaba el segundo. Sin embargo, Rovira primero omitió el dato del nombre del recuperador y después en el segundo le dio el mérito (injustamente tras ver las imagenes) del gol al portero rival. Las tropas Albeldistas saltaron de su trinchera. En los foros no se hablaba del partido sino de la retransmisión y hay quien se atrevió a insinuar cierto grado de racismo en los comentarios. Los muros de "la taula" y del "mes que gols" se llenaron de mensajes reivindicativos de lo sucedido, algunos en mal tono. Reconozco que desde mi facebook cometí el error de pulsar la opción "me gusta" a algunos de esos mensajes. Yo también tengo trinchera y yo también estaba indignado. Me equivoqué y pido disculpas a los responsables del mes que gols (fue en su muro). Yo sé que no hay nada de racismo en ello, yo sé que fue solo un episodio mas de nuestra guerra interna y que ello afectó a gente que ni siquiera se ha metido en estos fregados. A ellos he de pedirles disculpas y lo hago desde aquí.

De noche, Fran Guaita, puso algo de cordura a todo esto y estuvo alabando durante cinco minutos el buen trabajo de Fernandes. Caray, ya sería hora de que en Valencia se pudiera hablar de fútbol sin que nuestras opiniones estuvieran enmarcadas dentro del lenguaje político de una u otra trinchera. No sé si esto va a ser posible. Esta batalla se inició en el vestuario y los nuestros, Baraja y Marchena, están fuera del Valencia mientras que Albelda sigue. Esto es un gran error estratégico del club. Se habría entendido que salieran todos pero haberse cargado solo a una parte...

Echo de menos poder hablar de fútbol sin que tras mis palabras se interprete siempre un mensaje oculto que respalde mis nobles intereses. Es difícil pensar que cuando yo hablo bien de Fernandes, no lo digo porque quiero que este juegue en lugar de Albelda ni me creo que cuando Rovira habla mal de Topal, no lo haga pensando mas en el beneficio del de la Pobla Llarga que en el del Valencia.

Que ganas tengo de que esto pase y volver a ser todos valencianistas y que de una vez nuestros rivales vuelvan a estar fuera, vestidos de merengues y blaugranas.


2 comentarios:

Juan Al dijo...

Esta guerra acabará cuando Llorente trate de la misma manera a Albelda y Vicente que a Baraja, Marchena y el resto de amortizados: En junio de 2010 Albelda y Vicente a la calle, y de las mismas formas, que los jugadores del otro bando (porque no se les ha tirado por cuestiones deportivas)

Lobo dijo...

No había leído esto Drakul. Lo de las dos españas me parece una equiparación dura y seguramente exagerada, pero sirve para explicar muy bien lo que sucede en las trincheras de la prensa y la afición, no toda, pero sí mucha.

Gran artículo. ;-)

ÚLTIMOS TWEETS