lunes, 8 de noviembre de 2010

!Menuda fiesta!


Tengo la costumbre de descansar un rato después de comer. No suelo dormir, así que suelo hacer un zaping radiofónico por los varios programas deportivos sobre el Valencia a esa hora. Que se escuchen desde aquí oigo Locos por el fútbol, Onda Cero, LP Radio y la Cadena Ser. En la mayor parte ellos el tema hoy era la fiesta de cumpleaños de Unai y la borrachera de Banega. El argentino es baja por una gastroenteritis, llámese resaca si se quiere. Está mal, debe ser sancionado y todo eso, estamos de acuerdo, el jugador debe saber que obró mal pero... ¿tan corta es nuestra memoria para haber olvidado que la semana pasada hubo otro jugador fuera de la convocatoria por la misma causa? ¡Que no ocurrió hace un año! ¡Que fue la semana pasada!

Ya hay quien responsabiliza al entrenador, por convocar a una cena en viernes. O quien sin decirlo abiertamente destaca que el entrenador también tiene cierta querencia a la juerga nocturna. Dicen que si el Presidente anda medio enfadado con el técnico por no prever lo que podía pasar. Cuentan que Banega tiene problemas personales graves y que por ello se dio a la botella. Y digo yo ¿en que porquería de fiesta de cumpleaños se emborracha solo uno? Eso ni es fiesta ni es na, que diría un castizo.

Pese a que aseguran que los problemas de Banega son importantes, me arriesgo a decir (y creo que no es la primera vez que me refiero a ello en este blog) que al fin y al cabo los jugadores de fútbol son gente muy sensible. De sus borracheras solo nos enteramos cuando se pierden un par de partidos, nunca en las rachas victoriosas, de lo que deducimos, clarísimamente, que en su amor al escudo que les paga recurren al licor de Baco para ahogar el dolor causado en la afición por las derrotas. Bueno o eso, o los periodistas le arrean solo a los que se atreven en el momento en el que están mas débiles. Pero esta segunda opción es solo para malpensados.

3 comentarios:

frodo dijo...

Le doy un voto de confianza a Ever. Creo que ha madurado bastante y sinceramente a esa edad todos los hombre y mujeres salen de fiesta. Otra cosa es que sean más o menos disimulados. No hay que darle más importancia que la que tiene. Intentar que no repercuta en la marcha del equipo y darle un toquecito de atención

Juan Al dijo...

Buahhh lo de siempre... vayan o no borrachos que ganen y au

http://valenciayche.blogspot.com dijo...

No es cuestión de controlarse o no, basta con ir a locales en los que no te sirvan garrafón, que para eso si que les llega el sueldo, digo yo.

ÚLTIMOS TWEETS