lunes, 1 de noviembre de 2010

¿que le duele al Valencia?


El Valencia nos regaló el sábado el peor partido de la temporada. Mirando la alineación, antes del partido, casi todos pensamos que era una alineación lógica. Salvo algún jugador, que podríamos discutir, el once que jugó contra el Zaragoza era practicamente el once de gala y sin embargo se hundió miserablemente ante un equipo que tampoco dio la talla. La táctica del Zaragoza fue la mas vieja del mundo: Amontonar jugadores atrás y salir al contra-ataque. Tan simple y tan efectivo les resultó que aun me sorprende que fueramos incapaces de tan siquiera tirar a portería. ¿Que falla en el equipo?

1.- La baja de Silva nos duele mucho. Si al principio de temporada aplaudíamos el coraje de nuestros nuevos jugadores, hoy tenemos que reconocer que al equipo le falta calidad arriba. Ese extraña relación inversa que se da en el fútbol entre calidad y coraje está demasiado desnivelada hacia el segundo aspecto. Necesitamos a un Silva o a un Aimar, un jugador capaz de pasar a fuerza de calidad por encima de rivales mas débiles. No sé si la solución está o no en la plantilla, si se llama Feghouli, Pablo o se llama Isco, pero el entrenador ha de buscar desde ya su alternativa. Mata ahí no sirve, además de que lo necesitamos en la izquierda.

2.- La Falta de actitud de algunos jugadores. Y pienso directamente en Vicente, Miguel y Banega.
  • El lateral portugués salió despistado y a él hay que achacarle el error del gol zaragocista. Cuando la linea defensiva se adelanta y el lateral se duerme es síntoma de gol seguro para el contrario, ya que habilita a jugadores donde está la portería, en el centro, sin oposición de sus compañeros que sí han salido.
  • Vicente es otro caso. Busca continuamente su lucimiento personal y para ello perjudica al equipo. Mathieu con él es peor, en ataque no se entienden y en defensa solo trabaja el pelirrojo.
  • A Banega no sé si le ha afectado los cambios de posición, el tiempo de inactividad o la falta de cariño que sienten sus compatriotas Tino y Alejandro, pero estuvo rematadamente mal. Ni jugó, ni hizo jugar ni mostró su habitual agresividad defensiva.
Cuando un equipo pierde, es muy fácil criticar al entrenador. Su once era bueno, esta temporada han demostrado que sí saben jugar y si en algún detalle de esa alineación podemos estar en desacuerdo eso no puede excusar a los jugadores de un partido infame, donde cada uno de ellos era mejor que su alter ego en el rival.

3 comentarios:

http://valenciayche.blogspot.com dijo...

Puede que el once del sábado fuese más lógico que el de la semana anterior, pero lo del Valencia no se resuelve poniendo un once lógico únicamente.

Las continuas rotaciones sin sentido hacen que los jugadores no lleguen a adquirir el ritmo deseado. Entre quemar a un jugador y no dejarle jugar dos partidos seguidos debe haber un termino medio.

El cambio continuo de ubicación y de rol de los jugadores acaba por provar un caos terrible. Nadie sabe a que le toca jugar el siguiente partido.

La falta de motivación, la pasada temporada, venía porque había jugadores que, hiciesen los méritos que hiciesen, siempre eran reservas. Este año es lo contrario, hagan lo que hagan saben que jugarán cada dos o tres partidos. Las rotaciones deben atender a una lógica y no a una simple rueda de turnos

vicente almagro dijo...

¿ que le duele? pues le duele que le gestionen las cosas con el culo en vez de con la profesionalidad que tendria que tener un clun tan importante como este, pero como el que lo lleva solo piensa en su alopecia y en entregar balances ha Bancaja, pues tenemos un equipo de medio pelo, les guste o les diguste a quien proceda.

Juan Al dijo...

No duele nada: estamos en la misma senda desde el 2004. Nada ha cambiado para bien

ÚLTIMOS TWEETS