viernes, 11 de julio de 2008

El Valencia llega a la comisión trilateral

.
La comisión trilateral es según las teorías conspirativas, uno de los Lobbies que rigen el mundo. En un mundo plenamente mercantilizado, los grandes empresarios lo dirigen a su antojo, cambiando gobiernos, creando crisis o sensación de plenitud económica según convenga a sus propios intereses. En verdad, la comisión trilateral, puede que no pase de ser un selecto club de empresarios, fundado por Rockefeller, en el cual discuten donde dirigir sus inversiones. Lamentablemente no puedo informar mas sobre el tema, porque hasta el momento aun no he sido invitado a ninguna de sus reuniones.

Uno de los dos españoles que sí asiste frecuentemente, según información recopilada de la red, es nuestro nuevo yuppy: Juan Villalonga. Tras sus frustrados intentos de ser Presidente del Real Madrid primero y comprar el Liverpool después, Juan Villalonga pasa a ser el consejero delegado del Valencia club de fútbol. Muchos valencianistas tiemblan ante la posibilidad de que el desembarco de un auténtico tiburón de los negocios, pueda llevar a buscar un beneficio personal mayor que el del club. Tienen razón en pensarlo. Las empresas hoy en día son entes sin alma y un empresario de éxito, puede estar mas preocupado en el beneficio personal que en el del club.

Sin embargo yo creo que se equivocan. Villalonga ya tiene dinero y sabe que con el Valencia va a adquirir una notoriedad a pie de calle, que nunca alcanzaría en otro sector de su vida. Ni siendo, como es, un habitual del siempre molesto papel couché, ni levantando una gran empresa en problemas, su nombre va a aparecer tanto en los medios como lo hará metiéndose en este tinglado. Su razón debe estar relacionada mas a razones de orgullo que de dinero. Y su prestigio va en ello. Si fracasa, si el Valencia no triunfa tanto empresarial como deportivamente y él acaba saliendo por la puerta de atrás, su fracaso será mas sonado que si una empresa de la metalurgia se declara en quiebra.

Y de momento en algo hemos ganado. Morera, Sanchez y Wolstein llevan dos meses diciendo que Villa y Silva no están en venta y nadie les ha creido. Ayer, Unai desveló que en la convesación privada que mantuvo con el nuevo mandatario, este le indicó que no se iban a vender estrellas. Resultado: Hoy todos los medios ya reconocen abiertamente que no están a la venta. Cuestión de credibilidad o peloterismo supino supongo.


1 comentario:

www.checheche.net dijo...

jijiji a ver quien tiene huevos de chulear a Villalonga como se ha hecho con cada uno de los Presis del Valencia a lo largo de la historia.

Little

ÚLTIMOS TWEETS